lunes, 27 de febrero de 2012

Devil's food cake = la perdición!!


A principios de febrero, en mi familia, decidimos celebrar todos los cumpleaños del mes de enero, que no son pocos, y yo me encargué de preparar La Tarta!

Buscando recetas, vi en el blog de Bea (el rincón de Bea) el tutorial que publicó de cómo cubrir y rellenar un layer cake, la explicación es muy muy práctica, y se entiende a la perfección. Y lo acompaña de unas maravillosas fotografías! Así que supe que quería hacer eso, por lo menos intentarlo.

Descubrí el devil's food cake, la muerte por chocolate, y como los cumpleaños eran de mi hermana, mi tío, mi tía, y mi Jordi, pues el chocolate era el ingrediente perfecto, les encanta el chocolate.

Cuando me planteé esta receta, me acordé de lo que en alguna ocasión he leído en su blog, si se hacen modificaciones el resultado variará seguro, no será el mismo. Así que estaba en la duda de si rellenaba la tarta de nata, tal como era la receta, o lo hacía con chocolate, porque me apetecía hacerla toda entera de choco, me decanté por la segunda opción.

Para mi gusto estaba buenísima, y la prueba es que no quedaron ni las migas, bueno, miento, reservamos un trocito para mis tíos que no pudieron venir, y menos mal que lo hicimos, porque si no se hubiesen quedado sin!

Vamos con la receta:

Para el bizcocho: 280gr. de harina, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1/4 de cucharadita de sal, 250gr. de mantequilla, 220gr. de azúcar moreno, 185gr. de azúcar blanco, 4 huevos grandes a temperatura ambiente, 2 cucharaditas de extracto de vainilla, 125gr.de chocolate negro sin azúcar derretido, 250ml. de buttermilk.

La masa resultante se puede dividir en 2 ó 3, según las capas que se quieran de pastel, yo la repartí en 3, en moldes de unos 18cm.

Ponemos el horno a precalentar, a unos 170ºC, y preparamos los moldes (engrasar y enharinar). Derretir el chocolate al baño María y reservar. Tamizar en un bol la harina, la sal y el bicarbonato. A parte batiremos la mantequilla con los dos azúcares hasta que haya blanqueado y esté esponjosa, ( a mano con las varillas eléctricas tardaréis más rato, pero lo conseguís igualmente, no desistáis en el empeño!!).
Ir añadiendo los huevos uno a uno, pero esperando que se vayan integrando bien. Añadir la vainilla y mezclar. Añadir el chocolate derretido y mezclar hasta que tenga un color homogéneo. A continuación ir añadiendo la mezcla de ingredientes secos en alternancia con el buttermilk, empezando con los secos y acabando con ellos también. Batir bien después de cada adición para que integren los ingredientes.
Pesar la masa y dividirla en partes iguales, en 2 ó 3 como he comentado al principio. Aplanar la parte superior de la masa con una espátula en cada molde. Hornear durante 30 minutos, o bien hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo, éste salga limpio. Dejar enfriar sobre en una rejilla dentro del molde, para que tome consistencia y no se nos rompa al desmoldarlo. Pasados unos 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar completamente.




Cuando estén fríos se deben envolver con papel film y dejar reposar en la nevera durante la noche. Esto se hace para que esté la miga más asentada y el sabor más marcado.


Para el relleno y la cobertura: me decanté por la receta de crema de chocolate de David Batty y Arnaud Delmontel, del libro "Tentaciones de Chocolate", son dos franceses "fanáticos del chocolate" (así mismo se definen ellos). Hay 80 recetas de postres típicos y otros no tanto adaptados a su manera de hacer.


600gr. de nata fresca espesada, 150gr. de chocolate con leche, 300gr. de chocolate negro, 250gr. de mantequilla y 80gr. de miel.

Trocear los dos tipos de chocolate, reservar. Calentar la nata con la miel y verter la mezcla hirviendo sobre los trozos de chocolate. Dejar bajar la temperatura a 40ºC (controlarlo con un termómetro de cocina, yo no tengo pero utilizo uno que le he sustraído a Jordi de un estuche con menaje para el vino,jiji!), en el momento que tenga dicha temperatura se le añade la mantequilla a trozos y removemos para que se integre todo uniformemente. Dejar enfriar y guardar en la nevera. Esta crema aguanta de 4 ó 5 días refrigerada.


Para el almíbar de café: 50gr. de agua, 50gr. de azúcar, un par de cucharadas de café soluble.

Calentar el agua y el azúcar hasta que se deshaga, añadir el café soluble, mezclar y colocar en un biberón.



Para el montaje de la tarta primero igualamos los bizcochos para que tengan la misma altura. Ponemos el primer bizcocho en una base, lo bañamos con el almíbar y lo cubrimos con la crema de chocolate, colocamos encima la segunda capa y repetimos la operación, y finalmente la tercera capa, pero esta no la bañamos con el almíbar. Cubrimos todo con el chocolate, yo intenté seguir las explicaciones del post de Bea, el que os he comentado al principio de éste y creo que me quedó bastante bien para ser la primera vez.



Decorar al gusto, mi opción fue buttercream de chocolate blanco, que ya la tenía de otra receta.

Probadlo, veréis que rico!!

3 comentarios:

  1. Ummm perdición total!! a veces cambias algo en una receta y si, queda diferente, pero a es para mejor. Te quedo un alisado casi perfecto!!
    Una tarta genial

    ResponderEliminar
  2. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar